Tres famosos que admitieron practicar la “lluvia dorada”

Una parafilia Se trata de una conducta íntima donde el placer se obtiene mediante una actividad diferente a la relación sexual en sí misma. En el caso de la “lluvia dorada”, también llamada urolagnia, asocia la excitación y el placer sexual al hecho de orinar sobre la pareja o a ser orinado por ella.

La urolagnia se manifiesta en diversos grados: desde sentir placer al oler orina, hasta beberla. A las personas con gusto por la lluvia dorada les suele gustar de orinar en público o ver orinar a alguien, algo que puede llegar a excitarles como cualquier otra práctica sexual, puesto

que para ellos es algo muy excitante y placentero.

Para los psicólogos, el gusto por la lluvia dorada se remonta a la primera etapa de la infancia, momento en el que los niños sienten un enorme placer al miccionar.

La lluvia dorada es una experiencia sexual en los que los dos han de estar de acuerdo a la hora de hacerla, si tu pareja te lo pide pero tú no estás de acuerdo lo mejor será que hables con él.

Famosos que han admitido practicar la lluvia dorada

Ricky Martin: El boricua ha admitido en entrevistas que le encanta ver películas en las que haya escenas con lluvi

as doradas. Dice que le excita orinar sobre su pareja antes de tener sexo, pero que sólo lo hace en la ducha. “Lo he hecho antes en la ducha. E

s tan sexy, sabes, la temperatura de tu cuerpo y del agua de la ducha es tan diferente”,

señaló.  En su momento, Las declaraciones de Martin provocaron reacciones negativas en Puerto Rico, donde líderes conservadores le pidieron al cantante renunciar a su Fundación, que ofrece ayuda educativa, de salud y justicia social a niños de todo el mundo.

John Mayer: Tal parece que, gracias a Howard Stern, el sitio Perez Hilton se dio

cuenta de que el cantante John Mayer reconoció alguna vez que sus prácticas sexuales preferidas incluyen una lluvia dorada o, lo que es lo mismo, orinar sobre su pareja. Entre otras cosas, también ha admitido a apuntarse al sexo con “groupies”, forma en que se denomina a seguidoras de músicos, que los buscan con fines sexuales.

 

Donald Trump: Ok, este es trampa, ya que Trump no lo ha reconocido abiertamente. Sin embargo, el reconocido sitio de prensa rosa, Perezhilton.com, alegó que el actual presidente de los Estados Unidos, disfruta del fetiche, por el cual incluso estuvo dispuesto a pagar, según el reporte.

Allan Matarrita Autor

CEO & Fundador de Quantik. Emprendedor, gerente de innovación, escritor y productor de comedia y entretenimiento para web y televisión.