Sympathy for the Devil: la historia de la canción

The Rolling Stones es una de las bandas más respetadas, sus canciones son obras musicales que han inspirado a muchas generaciones y que hoy en día siguen sumando adeptos a su música.

Sympathy for the Devil es la primera canción del disco Beggars Banquet de 1968, según la crítica especializada una de sus mejores canciones y del rock en general, por ejemplo Billboard la ubica en el puesto 32 de las canciones más legendarias de la historia y Spotify reporta más de 106 millones de reproducciones de la canción en su plataforma.

La canción fue ideada por el vocalista Mick Jagger, se ha dicho que es insparada en la novela El maestro y Margarita de Mijaíl Bulgákov. Aunque no lo ha manifestado formalmente se dice que también se basó en la obra The Devil and Daniel Webster, de Stephen Vincent Benét. En una entrevista de 1995, el cantante declaró que creía que había tomado la idea de algún escritor francés, tal vez de Baudelaire, aunque podía equivocarse. También afirmó que inicialmente escribió la canción como si fuese un tema folk de su ídolo Bob Dylan y no tenía la estructura kusical que hoy conocemos.

La canción fue muy criticada por los grupos conservadores debido a su título y a su letra, la cual fue percibida como un llamado al sexo explícito y al satanismo. No era la primera vez que The Rollig Stones eran tachados de adoradores del demonio, pues anteriormente ya se les relacionaba con esta práctica debido al título de uno de sus discos llamado Their Satanic Majesties Request.

Según el blog especializado Detrás de la Canción, Sympathy for the Devil podría reinterpretarse como una crítica a la inmoralidad de la propia humanidad o a su hipocresía al levantar una figura metafórica del mal en lugar de buscarlo en su interior. En una entrevista con la revista Creem, Jagger reflexionaba sobre la polémica y afirmaba que le extrañó que se les tildase de adoradores del diablo por tan sólo una canción (“no se trataba de un álbum lleno de signos ocultos en el dorso”).

En 1969 gracias a un concierto en Altamont, California, la canción vuelve a verse envuelta en controversia. Lo que pretendía ser la respuesta al Festival de Woodstock acabó convertido en un caos debido a la contratación de una banda de motoristas, los Ángeles del Infierno, como encargados de la seguridad. Mientras el grupo interpretaba Sympathy for the Devil comenzó un altercado delante del escenario, que acabaría con la muerte del joven Meredith Hunter a manos de los Ángeles. Aunque en realidad la muerte se produjo mientras el grupo interpretaba Under My Thumb, Sympathy fue el tema que se vio salpicado por esta tragedia, lo que llevó al grupo a no volver a interpretarlo durante ocho años.

Sea su letra o sea su música, la canción invita a escucharla, a bailarla o bien a cantarla, no de gratis es considerada una de las mejores canciones de la historia.

Los dejamos con esta emblemática canción.

 

Zuzurro Autor